Crema de Calabaza

Crema de Calabaza

Una crema muy saludable, rica y que nos saca de un apuro en cualquier momento, ya sea para la comida como para una cena improvisada.

Además de calabaza, hemos incorporado otras verduras para hacerla más interesante. Y en esta ocasión, un toque de chispa, utilizando un poco de nata para darle textura y también para decoración. Si queréis una receta totalmente light, es posible encontrar nata líquida con un bajo aporte graso o incluso un 0%.

Ingredientes

900 gr. de calabaza (1 trozo grande)
1 cebolla mediana
1 patata grande
1 puerro (parte blanca)
200 ml. de nata líquida, para cocinar
Perejil fresco
Aceite de oliva virgen extra
Sal

Preparación

Retiramos la piel y las semillas del trozo de calabaza. Picamos en cubos grandes y reservamos.

Troceamos la cebolla en juliana grande. Lavamos la patata, la pelamos y la cortamos en dados (tamaño similar a los de calabaza). Del puerro, nos quedamos con la parte blanca, y troceamos en rodajas.

En una olla, vertemos un chorro de aceite de aceite virgen extra, añadimos las verduras y las rehogamos 10 minutos, a fuego medio. Salamos al gusto. Así se van ablandando.

Añadimos ahora agua caliente (o caldo de verduras si tenemos en casa), hasta cubrir las verduras. Llevamos a ebullición y luego bajamos a fuego medio. Cocinamos 15/20 min., hasta que comprobamos que la patata y la calabaza están blandas.

Retiramos la cazuela del fuego. Quitamos la mitad del caldo y reservamos.

Trituramos con la batidora, para conseguir un puré ligero y poco espeso. Si es necesario, vamos añadiendo un poco más de caldo para conseguir la textura adecuada.

Añadimos ahora 100 ml. de nata líquida “para cocinar”, para darle el toque cremoso a la crema. Mezclamos bien y dejamos que se cocine 5 minutos. Con el calor residual será suficiente.

Servimos la crema caliente en la mesa, decorando con unos “chorretones” de nata líquida en cada plato y un poco de perejil fresco bien picado.

©2019